Blog

Los sintecho estrenan tipografía

La mayor empresa de diseño de letras del mundo empieza a distribuir las de cinco indigentes de Barcelona.

Los carteles en los que Loraine pedía ayuda en las calles de Barcelona los leían unas decenas o cientos de personas cada día. Ahora, sus lectores potenciales superan el millón. Bien, no de sus carteles, pero sí de sus letras, porque acaban de ser comercializadas por la empresa de tipografías americana Monotype, que tiene esa cifra de clientes en todo el mundo.

A inicios de verano, la Fundació Arrels presentó el proyecto Homeless Fonts, mediante el que ponía al alcance del público las letras digitalizadas de cinco indigentes de Barcelona. Ahora ha ido un paso más allá, tras firmar con dicha compañía un acuerdo para la comercialización de estas letras, a las que a lo largo de 2015 seguirán las de otras cinco personas sin recursos de Barcelona.

El acuerdo entre la Fundació Arrels y Monotype fue presentado hace unos días en la Conferencia Internacional de Tipografía, celebrada en Barcelona.

Loraine es la autora de una de las letras elegidas, y ella misma la presentó ante diseñadores y tipógrafos de todo el mundo, junto a Ferran Busquets, director de la Fundació Arrels, y Bill Davies, de Monotype. “No puede haber mejor matrimonio entre solidaridad y creatividad”, opinó Davies, tras su conferencia. “Es una idea genial -añadió-, y nuestra filosofía corporativa incluye la sensibilidad por proyectos de esta clase”. Monotype ha trabajado con los bancos de alimentos, que recogen productos y los distribuyen entre personas sin posibilidades, los Juegos Paralímpicos, o las víctimas del tsunami de Japón en el 2011.

“Es una idea increíble, porque yo no tenía nada, vieron mi letra y me propusieron trabajar en este proyecto”, explica Loraine. Esta británica vive en Barcelona desde el 2009, donde un robo y problemas con su documentación la dejaron en la calle, sin nada. En Gran Bretaña había trabajado siempre como enfermera: “Mi letra era mejor que la de los médicos”, se ríe.

¿Recuerda quién le enseñó a escribir? Loraine explica que aprendió sola, anotando medicamentos en papeles y en pizarras. Y tiene una frase favorita, en inglés: “Don’t worry be happy”.

“No son diseñadores, y hay miles de tipografías, pero sus caracteres y el hecho de que sean de homeless consigue que estas letras tengan un plus”, en opinión de Davies.

“Nos gusta especialmente la idea porque demuestra que ellos tienen también cosas que aportar a la sociedad”, explica Busquets.

La idea original fue trabajada entre Arrels, la agencia de publicidad The CyranosMacCann y la productora Oxígeno. Además de Loraine, se eligieron las de Luis, Francisco, Guilermo y Gemma.

Cada tipografía completa puede descargarse por 49 euros por parte de marcas comerciales y agencias; por 19 euros si es para uso particular, con descarga en un único ordenador; y finalmente, por 290 euros para usos publicitarios y empresariales, con lo que se pueden descargar en más de una máquina.

Tras las primeras semanas, las Homeless Fonts han sido ya empleadas por la edición australiana de la revista The Big Issue, que elaboran personas sin hogar, en los escaparates de 500 tiendas de la marca de gafas ArtLife y en la imagen corporativa de la marca de aceite de oliva Valonga.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/cultura/20140925/54416309769/sintecho-estrenan-tipografia.html#ixzz3EKmrs3xm

Categories: Sin categoría